Farmacerca Loco

Farmacias de turno en la ciudad de Santo Tome, Santa Fe

Farmacia Sauco

Acerca de la Ciudad

Santo Tome, Santa Fe
Historia
Pueblos originarios vivieron en las orillas de sus ríos y actualmente se han encontrado diversos vestigios1​2​ que están siendo investigados para aportar más información acerca de ellos. Aunque para la mayoría de la gente, la historia de Santo Tomé, parece comenzar en el siglo XVI y está asociada a un hombre: Juan de Garay, fundador de Santa Fe y primer propietario de las tierras, según el título que se le otorgó el 21 de mayo de 1576.

A mediados del siglo XVII cuando la ciudad de Santa Fe se traslada a su actual emplazamiento, los padres jesuitas compran las tierras en donde fundaron la “Estanzuela de Santo Tomé”. Nombre que fue adaptado en el uso popular y que testimonia la devoción de los padres de la Compañía por el Apóstol Santo Tomás, al cual los indígenas llamaban “Pay Zumé”.

La nueva estancia poseía tierras altas y fértiles, montes de algarrobos y espinillos que proporcionaban abundante leña, comunicación con el puerto de Buenos Aires y la ciudad de Córdoba y un río que facilitaba el transporte rápido y seguro de mercaderías. Los antiguos caminos reales a Buenos Aires y a Córdoba pasaban por el vado del río Salado conocido como "el paso de Santo Tomé". Tras la expulsión de los religiosos, el gobernador Buccarelli confirmó en 1770 a Francisco Solano Frutos como propietario de esas tierras.

Transcurrirían cien años luego de esta venta, —en los que no faltaron la construcción de un fuerte, el paso del ejército de Manuel Belgrano en,3​ en su paso hacia el Paraguay— y las sucesivas ventas de parcelas que fueron generando el "caserío del Paso de Santo Tomé".

Un hecho importante se dio en abril de 1816 cuando el general Eustoquio Díaz Vélez fue enviado por el Directorio de las Provincias Unidas el Río de la Plata en un tercer ataque hacia Santa Fe. Díaz Vélez, intentando evitar una guerra civil y con la finalidad que los pueblos de Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y la Banda Oriental enviaran diputados al Congreso de Tucumán, firmó —el día 9— con el comandante de las fuerzas de mar de Santa Fe el Pacto de Santo Tomé, por el cual el Ejército de Observación depuso al director interino Ignacio Álvarez Thomas, traspasó su jefatura a Díaz Vélez, en reemplazo de Manuel Belgrano, y acordó que la paz definitiva debía ratificarse entre ambos gobiernos y ser también aceptada por José Gervasio Artigas. La negativa de Artigas de firmar un acuerdo de paz definitivo provocó la no participación de representantes santafesinos -y sus aliados- en el Congreso de Tucumán y en la Declaración de Independencia de la Argentina.

Pocos días después de desconocido el pacto, el gobernador Mariano Vera, atacó la ciudad de Santa Fe y logró reconquistarla viéndose obligado Díaz Vélez a abandonarla ya que tampoco tuvieron éxito los esfuerzos de los comisionados (Comisión de Bienes Extraños) -jurisconsultos doctores Alejo Castex y Miguel Mariano de Villegas, junto al contador Antonio Pósiga- ante el gobierno de la Provincia de Santa Fe para acordar los términos de un cese de hostilidades: "autorizado para estipular con el jefe de ese territorio la transacción de las diferencias que desgraciadamente existen entre ambos territorios". Díaz Vélez dejó el suelo santafesino el 31 de agosto de 1816.

Esta comunidad conformada por unas pocas familias creció hasta convertirse en un centro poblacional de mayor importancia donde la gente experimentaba el deseo de organizarse y poseer sus autoridades e instituciones propias.

Pero no fue hasta el 12 de septiembre de 1872, que el Dr. Simón de Iriondo, gobernador de la provincia de Santa Fe, emitió un decreto en el que reconocía como pueblo al villorio de Santo Tomé. Noventa años después, el crecimiento poblacional y el desarrollo socio-económico demostraron la pertinencia de reconocerlo como ciudad.

Al igual que los pueblos nacidos en la época colonial, en Santo Tomé la urbanización se fue dando lenta y paulatinamente alrededor de su Iglesia y plaza principal. Con el correr de las décadas se evidenció una tendencia al crecimiento norte-sur que comprende barrios de tradición histórica y numerosos complejos habitacionales que se asentaron en forma vertiginosa en los últimos años.

Geografía
Esta cálida y acogedora ciudad está ubicada en la llanura pampeana y como tal su planicie es pareja con depresiones naturales hacia los cursos de los ríos que la circundan. Tiene una altura de 16 metros sobre el nivel del mar y una superficie de 79 km2. La ubicación geográfica de la ciudad hizo de ella un nudo de comunicación estratégico que la vincula con los cuatro puntos cardinales y en especial por ser la ruta del Mercosur, lo que genera una concurrencia permanente y un gran movimiento urbano.

Avenida 7 de Marzo de la ciudad de Santo Tomé, Santa Fe, en el comienzo del Puente Carretero que la une a Santa Fe
La atraviesan dos rutas nacionales y una autopista; la Ruta Nacional Nº 19 que nace en ésta población y la conecta hacia el oeste con la ciudad de Córdoba y sus localidades intermedias, la Ruta Nacional Nº 11 que llega desde la ciudad de Rosario y la conecta con la capital provincial y siguiendo hacia el norte con la Provincia del Chaco. También la Autopista Rosario-SantaFe,la cual en ésta ciudad dibuja un importante nudo de comunicación tanto con el cruce de la ruta hacia la Prov. de Córdoba como con el desvío al Aeropuerto de Sauce Viejo. La circunda el río Salado que desemboca justamente aquí volcando sus aguas en el paraje cuatro bocas que uniéndose con el Río Santa Fe forman el Río Coronda. El Río Salado le otorga características especiales a la zona tanto por su costanera como por su balneario y sus islas agrestes que permiten el desarrollo de fauna natural y sobre todo de aves que alejadas de la zona de cultivos y de agroquímicos encuentran aquí un espacio donde habitar y procrearse, dando una fisonomía única y maravillosa. Todo esto genera aquí en Santo Tomé un espacio turístico para la zona donde desarrollar deportes acuáticos, náuticos y pesqueros de orilla o con embarcaciones. En su anfiteatro cuyo fondo de escenario son precisamente las islas y los ríos se lleva a cabo anualmente en el mes de diciembre el Festival Nacional de Folklore Paso del Salado que ha vuelto a ser en su edición 2010 sede del pre Cosquín. Demás está decir que Santo Tomé se caracteriza por su creciente comercio y sus pizzerías y cervecerías nocturnas que reciben noche a noche en sus avenidas a numerosos comensales deseosos de pasar un momento agradable en un clima fresco y natural. La actividad cultural de la ciudad no solo se limita al festival de folklore, su Centro Cultural es la base del desarrollo de intensas actividades. También su Fundación Bica desarrolla sus actividades culturales y las promueve a toda la zona y cabe destacar la importante labor que desarrolla la Cámara de Comerciantes.

Santo Patrono
Santo Tomás de Aquino. Su festividad se celebra el 7 de marzo.

Ubicación en el Mapa